Lengua Espaňola

Nuestra Unidad – Serie

Vicente Hao Chin Hijo – Filipinas

Sobre la Unidad Teosófica

La cuestión de la unidad Teosófica es compleja. Primero hemos de aclarar el tipo de unidad de la que hablamos.

Si se trata de la unidad organizativa - es decir la de combinar todas las organizaciones Teosóficas en una sola - entonces parece algo improbable, al menos en un futuro previsible. El terreno todavía no está bien asentado.

Si se trata de la unidad cooperativa entre las diferentes organizaciones Teosóficas para llevar adelante la misión del movimiento Teosófico, entonces eso sí que es algo definitivamente posible además de deseable.

Seguidamente expondremos algunas ideas sobre tal esfuerzo:

1.    En primer lugar, tenemos que declarar lo obvio: los principios subyacentes de esta cooperación deberían ser los objetivos del movimiento Teosófico tal como fueron propuestos por los fundadores, incluidos  los Mahatmas en sus cartas. Los elementos necesarios de estos objetivos no son demasiado difíciles de definir, aunque haya algunas zonas grises. Los tres objetivos de la ST, la vida espiritual, la construcción del carácter, la filantropía Teosófica y  la popularización de la teosofía (ejemplo de una zona gris) son ejemplos de base para esta visión y trabajo unificados.

2.    Debido a la existencia de zonas grises, esta unidad cooperativa tiene que acentuar las facetas positivas o unificadoras en lo que se refiere a la popularización de la Teosofía, en vez de buscar las fricciones de los puntos de desacuerdo. Las Conferencias Teosóficas Internacionales son ejemplos de estos esfuerzos en los que reforzamos las áreas de unidad, en lugar de discutir sobre las diferencias.

3.    Pero las áreas básicas del desacuerdo no pueden evitarse, y no podemos permanecer ciegos ante ellas como si no existieran porque seguirán apareciendo cuando nos esforcemos por popularizar la Teosofía. ¿Cómo podríamos arreglarlo?

El mundo Teosófico está firmemente basado en la libertad genuina de pensamiento, investigación y creencia. Pero al mismo tiempo, es mejor que nos aproximemos a un consenso sobre qué es lo que llamamos Teosofía y que queremos popularizar. (Hablo aquí de la teosofía para el público en general.)

Read more: Nuestra Unidad – Serie

Nuestra Unidad – Serie

Dara Eklund - EE. UU

Nos acercamos al Objetivo.

Es natural que los Teosófos se dediquen a explorar el alma en unos momentos en que parece que tantos elementos divisorios siguen actuando en la sociedad. Defendiendo el ideal de que "La fraternidad es un Hecho de la Naturaleza,” parece que la humanidad en general todavía no haya reconocido este Hecho. Aunque se hable de lealtad a "La unidad en la Diversidad,” los elementos diversos no se han integrado todavía en una perspectiva equilibrada y mucho menos en una unidad. Observamos en el precepto Taoísta antiguo que "El Gran Camino es muy simple, pero a la gente le gustan los caminitos”. También la filosofía china nos ha mostrado que para tener armonía en el mundo debemos tener primero armonía en el individuo, la familia y la nación. La armonía comienza, pues, con nosotros, en el corazón y en la vida cotidiana, dominando las tendencias negativas que nos han separado de nuestro Ser Verdadero.

Como escribió Alice Cary en su poema "Nobility":

"El valor verdadero está en Ser, no en parecer - en hacer, cada día que pasa, algún cosa buena - no en soñar con hacer grandes cosas con el tiempo … no hay nada tan grande como la bondad, ni nada tan regio como la verdad." Influimos en toda la humanidad con estos simples comienzos.

Read more: Nuestra Unidad – Serie

Nuestra Unidad - Serie

Betty Bland - EE. UU

La Unidad entre los Teósofos

Una de mis recetas favoritas aunque decadentes procede de la familia de mi madre; es la del pastel tradicional sureño de la libra. La receta se inventó probablemente cuando las recetas no eran tan sofisticadas como hoy en día, y por esto los ingredientes eran muy simples: una libra de huevos y una libra de mantequilla, de azúcar y de harina. Con los años, la receta se ha ido ajustando y retocando, pero las proporciones siguen siendo las mismas. Ahora bien, este es un caso en el que el todo es definitivamente mejor que las partes. Cada ingrediente depende de su apropiada mezcla con los demás y si falta alguno de ellos, el resultado es un desastre.


Pastel Sureño de la libra

Como Teósofos comprometidos con un objetivo fundamental de fraternidad, somos similares a ese pastel. A través de desacuerdos y desencuentros desafortunados nos hemos ido convirtiendo en ingredientes diferentes pero esenciales para el pastel Teosófico. Si cualquiera de nuestros grupos, comprometidos con la visión teosófica del mundo tal como la promulgó Madame Blavatsky, rechaza al resto, también está estropeando el resultado de nuestro producto final – la elevación de la humanidad, con su consiguiente liberación de la superstición religiosa y del materialismo científico, para poder crecer en paz y armonía.

Read more: Nuestra Unidad - Serie

Nuestra Unidad – Serie

Jacques Mahnich – Francia

Hacia adelante.

Desde su creación, la historia del movimiento Teosófico moderno parece un registro interminable de cismas, conflictos humanos y divergencias de ideas y acciones. Para proponer de una manera realista algunas ideas e iniciativas que sirvan para una reconciliación, con el proyecto de avanzar como una corriente unida (reunida) de pensamientos y acciones, debemos valorar del todo las causas primordiales de estas desviaciones de los objetivos iniciales de la Sociedad Teosófica  y de las intenciones de sus fundadores. Un denominador común, existente muchas veces en la mayoría de los movimientos espirituales, parece ser este comportamiento egoísta eterno de gente totalmente convencida de saber encontrar la Verdad mejor que los demás, incluyendo a los fundadores del movimiento, y por lo tanto rechazan cualquier otra opinión.

A través de las iniciativas individuales y colectivas, parece que el siglo veintiuno ha desencadenado una "renovación" teosófica donde los estudiantes se alejan de la cristalización de organizaciones existentes con el fin de volver a los objetivos originales de la Sabiduría Divina. Parece que la historia se repite cuando lo comparamos con algunos movimientos religiosos como, por ejemplo, el de los cristianos que han vuelto al mensaje original de los Evangelios. Y esto nos da esperanzas de contar con nueva energía y con una unidad en la diversidad.

Read more: Nuestra Unidad – Serie

Editorial

Jan Nicolaas Kind - Brasil

Hace muchas lunas, debió ser en el verano de 1968, cuando todavía vivía en Amsterdam, que, por primera vez en mi vida, me dijeron que existía algo llamado Teosofía. El hombre que tuvo la bondad de abrirme esa puerta era un famoso músico judío de edad avanzada que había sobrevivido milagrosamente a los horrores de la Segunda Guerra Mundial. Me fascinaba oirle hablar de las leyes de causa y efecto, del karma, de la reencarnación, de los mundos visibles e invisibles, de la tolerancia y la compasión, de la libertad de pensamiento y de cómo la música crea unas energías que influyen en la mente de la gente y en su entorno.

Recuerdo vivamente aquellos paseos por el parque de la capital de Los Países Bajos. En cuanto nos sentábamos en un banco, empezaba a hablarme de su larga e interesante vida como violinista y director de orquesta, de los artistas y compositores que había conocido, de sus años en París, de los amores de su vida y...  de la Teosofía.

Entonces, en los coloridos y alegres años sesenta, yo tenía la cabeza llena de Jim Morrison, Jimi Hendrix, y de Iron Butterfly. Estaba seguro de que iba a cambiar el mundo. Bob Dylan era mi héroe, la guerra en Vietnam era horrible, Woodstock todavía se estaba fraguando, y por la noche me sentaba con otros estudiantes amigos míos, tratando de entender lo que Jean Paul Sartre quiso decir cuando escribió que los humanos están condenados a ser libres. Además de todo esto, ese señor mayor me hablaba de la Teosofía.

Read more: Editorial

Nuestra Unidad – Introducción

Empieza una nueva serie en Theosophy Forward

Después de las anteriores - “¿Cómo avanzar?” (2009), “Teosofía Viviente” (2010), “Nuestro Mundo” (2011) y “Nuestro Trabajo” (2012) la quinta serie se titulará “Nuestra Unidad.”

En esta nueva serie diversos colaboradores expondrán sus ideas sobre el tema de la Unidad Teosófica.

En el pasado se han hecho varias tentativas para unificar las distintas tradiciones Teosóficas. Todas ellas han fracasado. En la mayor parte de los casos y hasta hoy, aquellos que se han alineado con alguna de las muchas organizaciones Teosóficas han mantenido opiniones negativas sobre sus compañeros teósofos por lo que habían oído decir en sus propios círculos. Viejos conflictos, prejuicios, ignorancia, intolerancia, y sobre todo una falta de compasión fueron las causas de que los teósofos se distanciaran entre ellos, mientras que todos afirman tener como objetivo principal  “formar un núcleo de Fraternidad Universal de la Humanidad”.

Read more: Nuestra Unidad – Introducción

Nuestra Unidad

James Colbert - EE. UU

La búsqueda de la Unidad es lo más difícil de todo

Para la mayoría de nosotros el sendero de la Unidad es el más difícil. En un momento dado incluso podemos estar contentos con la separatividad, que nos puede hacer sentirnos seguros y sin amenazas. Unirse al otro u otros nos puede producir la sensación de que podríamos perder algo de nosotros mismos.


El camino de la unidad es el más difícil

Sin embargo, en otro momento, la unidad es convincente. La Fraternidad, la Compasión, la Conmiseración, el Apoyo a los demás y la Unidad resuenan en algún lugar de nuestro interior. Asentimos con la cabeza de forma casi inconsciente mientras dejamos circular el sabor de las palabras. El corazón ha tomado la delantera y ha encontrado su legítimo lugar. Sentimos que esto manifiesta de alguna manera quién y qué somos.

Read more: Nuestra Unidad

Nuestra Unidad

Gene Jennings - EE. UU

Reflexiones sobre la manera de conseguir una mayor unidad teosófica

Nuestra Enseñanza, como nuestro Linaje es UNA, La Religión de la Sabiduría Eterna. La Base Raíz de nuestra “Jerarquía y Holonarquía” El Ser Maravilloso, es el "Árbol" del cual han salido todos los grandes Sabios verdaderamente divinos y espiritualmente conocidos, incluyendo a H.P.B. y sus Maestros. Estos sabios, independientemente del momento o ciclo, están todos directa o indirectamente dirigidos por este "Ser" y por las Grandes Almas de su linaje. “Es él otra vez quien mantiene el equilibrio espiritual de los adeptos iniciados de todo el mundo. … .Es bajo la dirección directa y silenciosa de este Maha Gurú que todos los maestros e instructores menos divinos de la humanidad se han convertido en los guías de la humanidad temprana a partir del despertar de la conciencia humana …”. Y ¡siguen actuando así hasta hoy en día!

Read more: Nuestra Unidad

Text Size

Paypal Donate Button Image

Subscribe to our newsletter

Email address
Confirm your email address

Who's Online

We have 273 guests and no members online

TS-Adyar website banner 150

EUROPEAN SCHOOL OF THEOSOPHY 2021 Logo

Facebook

itc-tf-default

TS Point Loma/Blavatsky House

Vidya Magazine

TheosophyWikiLogoRightPixels