Lengua Espaňola

Adyar, ¿qué hacemos a partir de ahora?

Jan Nicolaas Kind – Brasil

"La teosofía tiene que combatir la intolerancia, los prejuicios, la ignorancia y el egoísmo, ocultos bajo el manto de la hipocresía. Tiene que derramar cuánta luz pueda de la antorcha de la Verdad, confiada a sus servidores. Ha de hacerlo sin miedo ni vacilaciones y sin temer ni las reprobaciones ni la condena. La teosofía, a través de su portavoz, la Sociedad, tiene que decir la VERDAD ante la misma faz de la MENTIRA; desafiar al tigre en su guarida, sin pensar ni temer las malas consecuencias, y rebelarse ante calumnias y amenazas. Como Asociación, no sólo tiene el derecho, sino el deber de no encubrir el vicio y de hacer todo lo posible para reparar males, ya sea con la voz de sus conferenciantes elegidos o con la palabra impresa de sus revistas y publicaciones, dejando, sin embargo, que sus acusaciones sean lo más impersonales posible. Pero sus Afiliados, o Miembros, individualmente no tienen este derecho.  Sus seguidores, ante todo, tienen que dar ejemplo de una moralidad firmemente perfilada y firmemente aplicada, antes de obtener el derecho a señalar, aunque sea con un espíritu bondadoso, la misma falta de unidad ética y de unidad de propósito en otras asociaciones o individuos. Ningún teósofo debería culpar a un hermano, dentro o fuera de la Asociación; y tampoco puede calumniar los actos de otro ni denunciarle, si no quiere perder él mismo el derecho a ser considerado un teósofo”. (H. P. Blavatsky, Collected Writings 7:174-5)

Read more: Adyar, ¿qué hacemos a partir de ahora?

Nuestro Mundo

Nuestro Viaje Juntos

Jerry Hejka-Ekins - EE. UU

Tradicionalmente, la preocupación fundamental de la profesión médica era la de tratar y aliviar el sufrimiento de sus pacientes y, en la medida de lo posible, curar sus dolencias. No obstante, los avances tecnológicos han hecho posible, con unos medios extraordinarios, alargar indefinidamente el funcionamiento del cuerpo del paciente. A mediados del siglo veinte, esta nueva tecnología comenzó a dominar las prioridades de la profesión médica, sin tener ni siquiera en cuenta, a veces, los propios deseos del paciente y de la familia.

Hace unos sesenta años, Cecily Saunders, una enfermera titulada de Inglaterra, en respuesta a la política que se estaba aplicando en el campo médico, puso en marcha un movimiento en el que el respeto por el paciente, por sus creencias, deseos y necesidades emocionales, volviese a ser  primordial. Su visión era la de crear una atmósfera terapéutica en la que se pudiera atender, de nuevo, el deseo del paciente de fallecer tranquilamente en compañía de sus seres queridos. Sus esfuerzos se materializaron en el movimiento de los “Hospice” (Residencias para enfermos terminales), extendido ahora por todo el mundo. En estos “Hospice”,  se les proporciona a los pacientes  los cuidados físicos y emocionales necesarios y deseados para que se encuentren cómodos, pero sin utilizar los esfuerzos extraordinarios que se hacen para mantenerlos vivos de forma artificial.

Read more: Nuestro Mundo

Editorial

Jan Nicolaas Kind-Brazil

Me parece que últimamente muchos teósofos empiezan a reconocer que el movimiento Teosófico en conjunto está experimentando  una transición. Mientras en algunas delegaciones hay puro descontento y frustración, que propicia un alejamiento del movimiento, en otras delegaciones se puede ver entusiasmo y una inspiración renovada.

Por una parte, algunos se quejan de que mucha gente, en este movimiento, está tan sordomuda como una caja de piedras, mientras se dan de baja los miembros y se anulan las suscripciones a revistas Teosóficas; por otra parte, en particular entre los teósofos más jóvenes, el interés por las enseñanzas fundamentales está aumentando rápidamente.

El lado negativo de esta transición es que sigue siendo molesto que los autoproclamados protectores de la causa todavía traten de reanimar viejos conflictos, repitiéndose constantemente, diciendo verdades a medias y mentiras, y afirmando ser los defensores de la verdad genuina. El aspecto positivo es que muchos otros han concluido que estos individuos y sus mensajes son en realidad insignificantes, por lo que sus voces se desvanecen rápidamente.

Read more: Editorial

El coronel Olcott homenajeado en Nueva Jersey

[El 10 de septiembre de 2011, se inauguró  una estatua conmemorativa de Henry Steel Olcott en un templo budista de Sri Lanka cerca de Princeton, Nueva Jersey. La estatua es una copia de otra que hay en Colombo, Sri Lanka, donde Olcott es un héroe nacional por el trabajo que hizo para crear escuelas budistas y conseguir el respeto de los británicos a las libertades civiles y religiosas de los habitantes de Sri Lanka. Lo que sigue es un resumen de los comentarios que hizo, en el evento, el Vicepresidente de la Sociedad Teosófica de América, Edward Abdill.]

Junto con la Señora Helena Petrovna Blavatsky, Henry Steel Olcott fundó la Sociedad Teosófica, que ahora tiene ramas por todo el mundo. La Sociedad se dedica a la hermandad universal y a fomentar un estudio comparativo de la religión, la filosofía, y la ciencia. Olcott era un apasionado de esos objetivos y trabajó infatigablemente para que se tradujeran y publicaran textos asiáticos en inglés. Sobre todo se interesó por los textos hindúes, budistas, y de Zoroastro. Fundó una biblioteca en nuestra sede central internacional de Chennai, India. Esa biblioteca todavía la usan hoy para la investigación los eruditos asiáticos.

Read more: El coronel Olcott homenajeado en Nueva Jersey

El control del pensamiento

“los pensamientos son cosas – tienen tenacidad, coherencia y vida,-... son verdaderas entidades.” [Carta de los Maestros 18 (ed. cronológica)]

La revista Time, en su número de 14 de noviembre de 2011, contiene un artículo acerca de “El control del pensamiento” (pg. 52-4) en el que no se menciona a la Teosofía, pero que es interesante porque nos da la confirmación científica y tecnológica de una idea Teosófica central – la de la cita anterior perteneciente a las Cartas de los Maestros.


El control del pensamiento

Un ex-profesor de ciencias de una escuela de Carolina del Norte creó un dispositivo capaz de detectar impulsos eléctricos del cerebro que son transmitidos a la piel de todo el cuerpo y reflejan procesos de pensamiento concentrados. El dispositivo se puede sujetar por medio de una correa al brazo de alguien. Entonces, cuando concentramos nuestros pensamientos, aumentando con ello la prominencia de ondas beta que el cerebro envía por medio del sistema nervioso central hasta nuestra piel, el dispositivo capta aquellas ondas y envía la información a un ordenador, que puede ser programado para realizar varias operaciones cuando le llega la información de las ondas cerebrales.

Read more: El control del pensamiento

Nuestro Mundo

Dolores Gago – Uruguay

Cuando oímos las noticias que cubren la variedad de acontecimientos que tienen lugar en las diferentes partes del mundo, parece que el momento actual es muy difícil, sobre todo para las generaciones más jóvenes que, sin  discusión, serán los responsables, un día, de las actividades mundiales. ¿Significa esto que en el pasado las cosas eran más fáciles, y de ser así, por qué? 

Aún considerando algunos hechos que podrían ayudar a dar una respuesta aceptable, hemos de preguntarnos si realmente vemos que las situaciones que conducen inevitablemente al estado actual no ayudan a ver claramente la causa del problema.

Read more: Nuestro Mundo

Una Advertencia dirigida a todos los estudiantes del esoterismo.

H. P. Blavatsky

[Párrafos iniciales de “Escuela Esotérica, Instrucción núm. 1, 1890,” en Collected Writings 12:515.]


H. P. Blavatsky

Hay una ley extraña en Ocultismo que ha sido comprobada y demostrada por miles de años de experiencia; y tampoco ha dejado de demostrarse, casi en cada caso, durante los quince años de existencia de la S.T. Tan pronto como alguien se compromete a estar en el período “probatorio”, se experimentan ciertos efectos ocultos. El primero de ellos es la salida al exterior de todo lo latente en la naturaleza del hombre: sus defectos, sus hábitos, sus cualidades o deseos reprimidos, ya sean buenos, malos o indiferentes.

Por ejemplo, si un hombre es vanidoso o sensual, ya sea por Atavismo o por herencia kármica, está claro que  todos esos vicios saldrán fuera, aunque los haya ocultado y reprimido con éxito hasta ese momento. Quedarán expuestos irremisiblemente, y la persona tendrá que luchar cien veces más que antes para poder eliminar todas las tendencias que lleva en su interior.

Por otra parte, si es bueno, generoso, casto y abstemio, o si tiene cualquier virtud hasta ahora latente y oculta en él, todo eso saldrá tan irremisiblemente como todo lo demás. Así, un hombre educado que odie el hecho de que le consideren un santo, y por lo tanto se ponga una máscara, no será capaz de ocultar su verdadera naturaleza, tanto si es burda como si es noble.

ESTA ES UNA LEY INMUTABLE EN EL DOMINIO DE LAS CIENCIAS OCULTAS

Su acción es más acusada cuanto más serio y sincero sea el deseo del candidato y más profundamente haya experimentado la realidad y la importancia de su compromiso.

Por lo tanto, quedan advertidos de estar en guardia todos los miembros de esta Escuela; porque incluso durante los tres meses previos al inicio de las enseñanzas esotéricas, varios de los más prometedores candidatos fallaron ignominiosamente.

Link to English version: http://www.theosophyforward.com/theosophy/a-warning-addressed-to-all-esotericists.html

Proyecto de la Segunda Guerra Mundial

Mensaje de Janet Kerschner - Archivista de la STA


Janet Kerschner

Ayúdenme a recopilar material para un libro sobre la Sociedad Teosófica y la Segunda Guerra Mundial. Mi particular interés es mostrar cómo los Teósofos afrontaron la realidad en tiempos de guerra, tanto en casa como en el combate. La Sociedad Teosófica Internacional y las Secciones nacionales abrazaron la causa Aliada en lo que fue considerado una guerra justa o una necesidad kármica. Los teósofos sirvieron en cada rama de las fuerzas armadas americanas y los civiles proporcionaron un apoyo masivo. Los miembros de Europa y Java fueron perseguidos e internados en campos de concentración. Durante los años de la posguerra, los miembros de Europa recibieron muchísima ayuda de la comunidad Teosófica.

Read more: Proyecto de la Segunda Guerra Mundial

Text Size

Paypal Donate Button Image

Subscribe to our newsletter

Email address
Confirm your email address

Who's Online

We have 166 guests and no members online

TS-Adyar website banner 150

EUROPEAN SCHOOL OF THEOSOPHY 2021 Logo

Facebook

itc-tf-default

Vidya Magazine

TheosophyWikiLogoRightPixels