Lengua Espaňola

¡Qué pena! y después – Las condiciones de la verdadera unión

Henry Travers Edge 

LUCIFER

[Nota del editor: En la serie “Alas y después” un artículo histórico y muy apropiado escrito por HT Edge (1867-1946). Fue alumno personal de Helena P. Blavatsky, una prolífica autora sobre temas teosóficos y dedicó unos cincuenta y ocho años de su vida al trabajo teosófico. HT Edge fue miembro de toda la vida de la comunidad de Point Loma-Covina (EE. UU.)] 

+++++++

La armonía resulta de la analogía entre los opuestos, dice Éliphas Lévi, y toda estabilidad se basa en el antagonismo o la polaridad. Un imán es un imán sólo en virtud de que tiene dos polos opuestos; sin la presencia simultánea de dos cuerpos diferentes no se genera electricidad.

La Sociedad Teosófica aspira a ser una organización armoniosa y estable, y su permanencia como tal depende de la existencia de antagonismos de opinión entre sus miembros. La uniformidad de creencias daría lugar a una iglesia, porque una iglesia es una organización formada para defender ciertas doctrinas fijas, y la diferencia de opinión constituye una herejía y conduce inevitablemente al cisma.

Pero la Sociedad Teosófica no es una iglesia; profesa defender la Verdad, no una faceta particular de la verdad; y la verdad es multifacética e implica lo que parecen paradojas irreconciliables a quienes tienen una mente superficial.

Por lo tanto, en la Sociedad Teosófica debemos estar preparados para encontrar los puntos de vista más opuestos defendidos por diferentes miembros, una diversidad de opiniones que en una iglesia sería instantáneamente fatal, pero que constituye la fuerza de la Sociedad. Toda la verdad no puede reflejarse en una sola mente humana, y sus diferentes aspectos, muchos de ellos aspectos polares, deben por tanto reflejarse en muchas mentes.

Esta circunstancia es considerada por el observador superficial como un motivo para el cisma, y ​​sin duda ha sido para algunos un motivo para dejar la Sociedad, mientras que para otros ha sido el incentivo de intentos agotadores y equivocados para tratar de imponer a todos la misma forma de pensar. y para reconciliar lo irreconciliable.

Sin embargo, para el pensador profundo, el hecho de que los miembros expresen puntos de vista antagónicos no puede ser motivo de su distanciamiento mutuo, ya que el verdadero vínculo de unión es el Corazón, no la cabeza .

Lucifer , 1894, v. 15, n. 87, págs. 200-201.

Link to English version:

https://www.theosophyforward.com/articles/the-society/3049-the-conditions-of-true-union

Text Size

Paypal Donate Button Image

Subscribe to our newsletter

Email address
Confirm your email address

Who's Online

We have 216 guests and no members online

TS-Adyar website banner 150

EUROPEAN SCHOOL OF THEOSOPHY 2021 Logo

Facebook

itc-tf-default

Vidya Magazine

TheosophyWikiLogoRightPixels