Lengua Espaňola

Teosofía Viviente ¿Cómo podemos hacer de la Teosofía una fuerza viviente en nuestro mundo?

Vicente Hao Chin, Jr – Presidente de la Sociedad Teosófica de las Filipinas

Una Visión para ir con la Corriente dominante

Queridos compañeros Teosofistas: Ha llegado el momento de mostrar una visión audaz para el futuro de la Teosofía en las Filipinas, con el propósito de hacer de la Teosofía una parte de la corriente dominante de nuestra vida nacional.

"Corriente dominante" se refiere “a una corriente o dirección predominante de la actividad o de la influencia.” Algo que se encuentra en la corriente dominante es algo extensamente conocido, aun cuando los practicantes sean pocos. Por ejemplo, la palabra " Zen" es parte del pensamiento dominante, aunque solo unos pocos, un número muy pequeño de personas lo practique. Un pensamiento o una práctica dominante es algo que la gente tiene presente en su pensamiento, planificación, y comportamiento. Tiene una influencia directa o indirecta porque se ha convertido en un punto de referencia en la práctica de los valores humanos. Tres cosas son necesarias para conseguir tal predominio y de una manera apropiada.

1. Ideas Claves asociadas. Debemos tomar una decisión estratégica sobre como la Teosofía será conocida por la mente del público. La palabra " Teosofía" debe estar asociada a varias ideas (o palabras) que vendrán inmediatamente a la memoria cuando alguien se refiera a ella. Cuando mencionamos la palabra "Zen", la meditación es una asociación inmediata. Cuando decimos "Yoga", se evoca a unas posturas físicas y a la práctica de meditación. ¿Con qué deseamos que la palabra " Teosofía" quede asociada? ¿Hermandad universal? ¿Unidad religiosa? ¿Esoterismo? ¿Educación? ¿Espiritualidad? Muchos de nosotros tenemos dificultad para procesar ideas complicadas. Tendemos a tener una impresión simple acerca de cosas como asistencia social, defensa de la paz, transformación, ecología, espiritualidad, o fundamentalismo, tales como si ellos son buenos o malos, honestos o deshonestos, genuinos o falsos, provechosos o inútiles. Observemos nuestra reacción cuando encontramos palabras como Jesuita, Talibán, Carmelita, Iglesia de Cristo, Dalai Lama, Comunista, Cory, Marcos. Nuestra reacción tiende a estar basada en una impresión general y no en un conjunto de ideas complicadas. Si mostramos interés o no, si nos relacionamos con ellos o no, depende enormemente de nuestra impresión inicial.

2. Institucionalización. Necesitamos institucionalizar el trabajo y la misión de la Sociedad Teosófica. El mundo consiste en gente, instituciones, sistemas sociales, cuerpos de conocimiento, estructuras, etc. Ellos son, a falta de una mejor palabra, la realidad "institucionalizada" que proviene del conocimiento pasado, de las creencias, cultura, y niveles de madurez, así como de la influencia continuada de experiencias anteriores. Estas instituciones, una vez solidificadas, devienen poderosos y casi omnipotentes determinantes de la realidad social. Ellos condicionan la educación, la opinión pública, las instituciones políticas, costumbres, creencias, la ética, etc. La Sociedad Teosófica debe participar en ese proceso de institucionalización.

El diccionario Merriam-Webster define una institución como “una práctica significativa, relación, u organización en una sociedad o cultura <la institución del matrimonio>” e institucionalizar es “incorporar en un estructurado y a menudo altamente formalizado sistema <valores institucionalizados>.” En otras palabras, institucionalizar es traducir ideas en prácticas estándar entre una gran cantidad de personas.

La Sociedad Teosófica debe ayudar activamente a que los principios de la sabiduría antigua filtren dentro de las actuales instituciones, prácticas y costumbres. Esto no puede ser realizado simplemente por medio de conferencias o artículos. Las palabras fácilmente se las lleva el viento. Debemos transformar la sabiduría en prácticas institucionalizadas. Soy consciente que el conocimiento y la práctica organizada o codificada no son ya la sabiduría verdadera, pero los problemas del mundo inevitablemente provienen del conocimiento y de la práctica organizada, y en la actualidad, lamentablemente, están arraigados en un suelo insalubre. Puesto que el conocimiento y la práctica condicionados son inevitables, procuremos al menos que estén arraigados en conocimientos y principios correctos.

Ayudar a constituir instituciones que moldeen el pensamiento, la práctica, y las costumbres de la sociedad tiene una diversificación de posibilidades: revistas públicas, los medios de comunicación (radio, TV, periódicos, Internet), escuelas que entrenan las mentes y el comportamiento de la gente joven que serán los líderes del futuro, programas juveniles que forman los estilos de vida de los jóvenes, nuevas iniciativas educacionales, trabajar para la mejora social y cambiar los valores y la perspectiva de la sociedad, movimientos para promover la compasión (vegetarianismo, bienestar de los animales, armonía entre religiones), y así sucesivamente.

Debemos aprender de la historia como los movimientos religiosos han sido capaces de dirigir el flujo de civilizaciones y moldear sus culturas, instituciones y vida social. Tal cambio de dirección no se ha conseguido simplemente por medio de cánones y doctrinas, sino por la participación activa en el proceso de institucionalización de doctrinas. Los servicios que prestan las iglesias y también las escuelas han sido dos poderosos instrumentos para tal institucionalización.

Nosotros debemos ir con la corriente dominante, más bien que quedarnos en las orillas sólo mirando y comentando. Podemos cometer errores, pero tenemos siglos por delante nuestro para aprender de nuestras experiencias así como de las de los demás. Si deseamos efectuar cambios, debemos sumergirnos en la Teosofía aplicada.

3. Cuerpo principal de los teósofos. Pero existe un requisito absoluto previo siguiendo con esta visión - tan absoluto que es mejor no proseguir con la visión si no se da este requisito previo. Ese requisito previo consiste en que existan suficientes teósofos que conozcan y vivan la Teosofía. Ellos deberían ser gente que no sólo puedan exponer la sabiduría perenne, sino que sean modelos de una vida Teosófica.

Prepararse para convertirse en dignos representantes de la Teosofía no significa que debamos vivir perfectamente de este modo. Eso es casi imposible. Lo que se requiere es una genuina seriedad de esfuerzo para afrontar las contradicciones e incongruencias principales en nuestras vidas. El trabajo de los profesores espirituales avanzados necesita a tales representantes humanos en la sociedad. Si son pocos, entonces el mensaje de la sabiduría perenne no puede ser comunicado al mundo en general. La sabiduría sólo puede ser expresada a través de vidas humanas y no por medio de las páginas entre las tapas de los libros.

En términos específicos, esta llamada implica lo siguiente:
-¿Tenemos un entendimiento integrado y profundo de la sabiduría perenne a la que llamamos Teosofía o filosofía perenne?

-¿Ven los demás en nosotros (incluyendo a los miembros de nuestra familia) el ejemplo de una vida más madura, más eficaz, y más sabia como consecuencia de nuestra vivencia de la vida Teosófica?

-¿Hemos conseguido liberarnos un tanto de las garras de las encarceladoras emociones, tales como la cólera, el resentimiento, la depresión, o el miedo? ¿Existe ecuanimidad en nuestras vidas?

-¿Existe en nosotros una evidente espontanea aparición de entendimiento y compasión cuándo nos relacionamos con la gente y el mundo en general? ¿Estamos orientados hacia el servicio?

-¿En nuestras áreas de trabajo – ya sea como educadores, profesionales, gente de negocios, personas de casa, trabajadores, o voluntarios - nos ven los demás como fuentes de armonía, orientación, soluciones sabias, y bondad?

Para facilitar la preparación de dichos representantes de sabiduría entre la sociedad, la Junta Nacional Filipina ha acordado que debemos tener un programa educativo a largo plazo, para sus miembros, sobre Teosofía y sobre la vida Teosófica. Esto será realizado de dos modos: por medio de cursos a distancia por Internet o correo, y por reuniones regulares, tales como retiros y formación. Disponemos de un curso de Teosofía a través de la Internet (http://theosophy.ph/corrcourse.html). Para el próximo año estarán disponibles otros cursos sobre Teosofía avanzada, cubriendo una amplia área de estudio y práctica. Este es un programa a largo plazo, porque dicha preparación implica años y décadas.

Si muchos de nosotros respondemos a esta llamada para prepararnos y convertirnos en dignos representantes de la Teosofía, ésta se convertirá en parte de la corriente predominante de nuestra sociedad. Esta visión puede tomar diez, veinte, o cincuenta años para realizarse, pero si es perseguida correcta y persistentemente, se conseguirá.

 

http://www.theosophyforward.com/living-theosophy-how-can-we-make-theosophy-a-living-force-in-our-world

Text Size

Paypal Donate Button Image

Subscribe to our newsletter

Email address
Confirm your email address

Who's Online

We have 151 guests and no members online

TS-Adyar website banner 150

Facebook

itc-tf-default

TS Point Loma/Blavatsky House

Vidya Magazine

TheosophyWikiLogoRightPixels