Lengua Espaňola

Serie Nuestra Unidad – UNIDAD y DIVERSIDAD, La fraternidad y la Libertad de Pensamiento y la Evolución Espiritual

Roger Price – Bélgica

Aunque toda la vida es siempre una Unidad, es a través de la manifestación y la experiencia de la individualidad, incluida su aparente separación, (al menos durante algunas fases de la evolución de las Mónadas) que la Mónada procura reunir todo el espectro de las experiencias evolutivas necesarias para el TODO. De ahí la necesidad de una diversidad dentro de la Unidad para la Humanidad.

La Humanidad se encuentra en el extraordinario punto del sendero evolutivo de la transición entre la experiencia de separación y la de Unidad. Por el momento, aunque nuestra experiencia predominante sea de separación tenemos también la capacidad de experimentar cierto grado de Unidad. Nuestra experiencia de separación da lugar a nuestro sentido del yo a nivel personal pero nuestros esfuerzos por comprender, sentir y practicar la Fraternidad Universal nos ayudan a experimentar la Unidad y a desplegar nuestra Individualidad espiritual. Por otra parte, la influencia de nuestra Individualidad espiritual en la personalidad da lugar a la comprensión y al sentimiento de Unidad expresados a través de la Fraternidad Universal junto con el respeto a la inherente diversidad esencial por medio de la Libertad de pensamiento. La plena aceptación y la práctica, tanto de la Fraternidad Universal que refleja la Unidad inherente como de la libertad de pensamiento que refleja la inherente diversidad necesaria, son los principios por los cuales la Humanidad avanza en nuestro viaje hacia la Vida Interior y estimula el desenvolvimiento de nuestra Individualidad espiritual de acuerdo con la ley evolutiva. The Collected Writings, XI P166, segunda Carta a la Convención americana:

“La Teosofía es esencialmente no sectaria, y su propósito es el de prepararnos para la entrada a la vida Interior. Pero solamente lo pueden conseguir aquellos que den muestras de un elevado y verdadero espíritu de Fraternidad, y cualquier otra tentativa de entrada será inútil o quedará paralizada en el umbral.”

La Fraternidad Universal y el respeto a la libertad de pensamiento son principios coexistentes para la entrada a la Vida Interior y esas cualidades deben ser la semilla de la  aspiración en el trabajo teosófico que compartimos.

Para las Sociedades Teosóficas uno de los grandes obstáculos para la Fraternidad Universal y la Libertad de Pensamiento en su “espíritu más elevado” parece ser “lo que es y lo que no es Teosofía y qué entendemos por las enseñanzas y cómo las promulgamos”. Dada la necesaria diversidad que la vida en sí misma requiere, quizás sea beneficioso considerar lo que dice HPB en The Collected Writings, XII P154, tercera Carta a la Convención americana:

“Lo que se necesita no es un torpe acuerdo sobre cuestiones intelectuales, o una unanimidad imposible en cuanto a todos los detalles del trabajo; más bien será una cordial lealtad y una ferviente devoción a nuestra causa, lo que le hará a cada uno ayudar a su hermano al máximo de sus posibilidades en esa causa, estemos o no de acuerdo con el método exacto de llevar a cabo esa tarea.”

Sin embargo, la Libertad de Pensamiento no es sólo un Derecho Humano que nos ha dado la Vida y una necesidad evolutiva sino que también es en la misma medida una gran responsabilidad que hay que ejercer con discernimiento: The Collected Writings, XI p166, segunda carta a la Convención americana:

”La UNIÓN HACE LA FUERZA”; y por múltiples razones hay que dejar de lado las diferencias personales y unirnos en el trabajo común por nuestra Gran Causa".

Link to English version:

http://www.theosophyforward.com/theosophy/our-unity-series-unity-and-diversity

nbsp; aspiración en el trabajo teosófico que compartimos.