La Fuerza, el Principio Fundamental y Unificador

S. Ramu – India

[De The Theosophist 131.5 (febrero de 2010): 203-6]

La FUERZA se describe como lo que origina un cambio (o transformación). La fuerza es uno de los conceptos básicos de la física y puede considerarse como cualquier influencia que tiende a cambiar el estado de algo a lo que se le aplique. La fuerza es un concepto intuitivo porque la fuerza no puede verse, pero no es un mero concepto mental, ya que puede experimentarse. La fuerza se experimenta constantemente.

En la física contemporánea, hay una Teoría del Todo (TOE, en inglés), que circula actualmente por todas partes. Esta teoría pretende explicar y relacionar todos los fenómenos físicos conocidos. Inicialmente, el término se usó con una connotación irónica para referirse a varias teorías generalizadas en exceso, pero los científicos ahora creen firmemente en una sola fuente fundamental de todas las cosas.

También podemos examinar otra teoría interesante y relacionada con esto que circula por el mundo de la física, llamada la “‘Teoría del Campo Unificado” (UFT, en inglés). Esta teoría pretende enfocarse en un solo campo de todas las fuerzas. El espacio en el cual se experimenta una fuerza recibe el nombre de "campo" de fuerza. Normalmente, un campo de fuerza es allí donde la energía se transforma, aunque el modo habitual de decirlo es que el campo de fuerza transforma la energía. ¿Qué crea este campo de fuerza? ¿Acaso la fuerza crea el campo para sí? Un modo simple y directo de abordar esto es llamarlo Teoría de la Fuerza Unificada. En inglés, la abreviatura es la misma: (UFT). Esta teoría, independientemente de su extensión, pretende unificar todas las interacciones fundamentales y estas interacciones fundamentales se clasifican en Fuerza Gravitacional, Fuerza Electromagnética, Fuerza Nuclear Fuerte, y Fuerza Nuclear Débil. De cualquier manera en que lo analicemos, se trata de Fuerza. Estas clasificaciones, como la mayor parte de las clasificaciones, son  por conveniencia. De todos modos, los mismos científicos  están de acuerdo en que, a muy altas temperaturas, sólo hay una fuerza, ya que todas estas fuerzas se combinan en una sola según aumenta la temperatura.

A mí me parece que la fuerza es el principio más fundamental, más fundamental que la energía. * En física, la energía se describe como la cantidad de trabajo que puede ser realizado por una fuerza. La energía no tiene dirección sino sólo  magnitud (escalar), pero la fuerza tiene, a la vez, magnitud y dirección (vector). ¡Entonces estamos obligados a volver a la fuerza! La inteligencia constantemente exige crecimiento, desarrollo o progreso, y éstos tienen que ir en una dirección elegida por la misma inteligencia. ¡Me pregunto si la fuerza tiene su propia inteligencia o ley!

Los científicos también especulan sobre cómo se transmite la fuerza. Una teoría que se propone consiste en que hay “partículas virtuales.” En física, una partícula virtual es una partícula que existe por un tiempo y espacio limitados, una especie de medio. En otras palabras, las partículas virtuales sólo entran en juego cuando hay interacciones de fuerzas (¿dirigidas por la fuerza?). En física, el graviton es una partícula elemental hipotética que media  la fuerza de la gravedad en el marco de la teoría del campo cuántico. Si existe, el graviton no tiene masa (porque la fuerza gravitacional tiene un espectro ilimitado).

Otro modo intuitivo de expresar esto es decir que la materia, virtual o  real, es un fenómeno y un medio de acción para la fuerza. Hay fuerza dentro del átomo, y también en las partículas subatómicas (que puede ser sólo ondas de energía). Lo que llamamos división de la fuerza como fuerza de atracción y fuerza de repulsión dentro del átomo es una cuestión de gradiente y diferencia de potencial. Sólo puede haber una fuerza fundamental.

Visto superficialmente, es la materia la que parece ejercer la fuerza, pero dentro de la materia, en el reino subatómico, sólo hay fuerza. Las llamadas partículas elementales del átomo no son en absoluto diferentes entre sí, y el único rasgo de distinción es el modo en el que ejercen la fuerza, incluidas sus "cargas". Unos dicen que son partículas hipotéticas (que podrían ser sólo ondas de fuerza) y prácticamente hablando, efectivamente los científicos las describen como transportadoras de fuerza. Una partícula hipotética que transporta la fuerza puede ser un modo neurótico de negar la fuerza (sin materia) como el principio fundamental y no querer mirar nada de lo que esté más allá de la materia visible. También en biología, el ADN no es conocido por su conjunto de moléculas, sino por la inteligencia (información inteligente, si se quiere, o código genético) que contiene. Las proteínas (materia) son esencialmente creadas por esta inteligencia. Y en los niveles más básicos, estas acciones son realizadas por fuerzas (por ejemplo: fuerzas electroquímicas). La mayor parte de las funciones biológicas a nivel celular son facilitadas por señales eléctricas dentro y alrededor de las células (a través de las membranas celulares). Las señales eléctricas dentro de los organismos biológicos son generalmente conducidas por iones, como los iones de sodio, los iones de potasio y los iones de calcio. Los movimientos de los iones pasan por canales destinados a ello y tienen que ver con las fuerzas electroquímicas.

La fuerza, tal y como se usa en la física, actúa en la formación de la vida cuando los 23 cromosomas del esperma masculino se combinan con los 23 cromosomas de los óvulos femeninos; para transportar nutrientes y desechos a través de las membranas de las células y la pared del núcleo; en la división celular (el desdoblamiento del ADN que llamamos réplica); en la síntesis de las proteínas a través de la transcripción del ARN y en la contracción de los músculos. La coagulación de la sangre es fuerza y el sangrado es fuerza. Todas las funciones biológicas, a los micro-niveles, pueden ser reducidas a la acción de la fuerza  electromagnética, gravitacional o nuclear (débil). El hambre es fuerza, la sed es fuerza, el sexo es fuerza, el placer es fuerza y el dolor es fuerza. La vida es fuerza y la muerte es fuerza. El pensamiento es fuerza, el deseo es fuerza; cada sentimiento es una fuerza.

Incentivado por las señales de una tendencia hacia la convergencia entre ciencia y espiritualidad, trato ahora de dibujar un paralelismo entre la fuerza (unificada) tal como se describe en la física y la fuerza (¿divina? u omnipresente) tal y como se entiende en la espiritualidad. Puede que algunos rechacen cualquier conexión entre la fuerza que describe la física y la fuerza entendida en la espiritualidad, tal y como ocurre con la conciencia en la ciencia (conocimiento basado en el cerebro) y en la espiritualidad (conocimiento omnipresente). Pero yo veo una conexión porque tanto la fuerza de la física como la fuerza omnipresente de la espiritualidad son ambas aceptadas como agentes de transformación. Intuitivamente, siento que son una sola y la misma fuerza. Tal y como un físico aplicaría la fuerza para conseguir su planeado resultado en la transformación de la energía y la materia, a mí también me inspira evocar y aplicar la fuerza espiritual, por la contemplación y meditación en la fuerza que hay detrás de todo cuanto existe y de todo lo que  yo experimento. El objetivo es una transformación en mi estado del ser, marcado por la ausencia de la dualidad y de los conflictos causados por ésta, facilitada por la realización de esta fuerza como  única realidad y manteniendo esta realización en cada momento.

Vosotros sois fuerza, yo soy fuerza y todo lo que hay entre nosotros es fuerza. Desde los niveles subatómicos hasta los niveles intracelulares de los organismos vivos y todas sus funciones, incluyendo los pensamientos y deseos del organismo humano; y a todos los “macro” niveles, incluso a niveles de galaxia, sólo la fuerza está presente y es activa. En la física, se considera que el espectro de la fuerza gravitacional es infinito u omnipresente. La fuerza es omnipresente.

La fuerza omnipresente es la única causa potente de todas las experiencias, así que esta fuerza también es omnipotente. Como la fuerza es la creadora del "campo" en el que actúa, la fuerza también es inteligente u omnisciente. Esta inteligencia de la fuerza tal vez no sea similar a la inteligencia humana. La inteligencia de la naturaleza es difícil de explicar con palabras, pero incluye la detección de la necesidad u oportunidad de actuar, la creación de un campo de acción, y la actuación para transformar con un sistema de respuesta holístico, quizás basado en un juego de leyes cósmicas, no del todo entendidas por nosotros.
Podemos volvernos religiosos añadiendo la palabra "divino" como adjetivo a esta fuerza invisible, pero omnipresente y cósmica (o divina). Y entonces podemos adorar esta fuerza divina invisible. También podemos hacernos fundamentalistas religiosos organizándonos en religiones divididas, a través de la creación de categorías ficticias de esta fuerza divina invisible, ¡incluso mientras los científicos se ponen de acuerdo sobre la Fuerza Unificada! “¡La ciencia es el mayor aliado de la espiritualidad verdadera!”. En la física también, la fuerza es invisible y sólo puede ser "vista" a través de su campo de energía y la energía sólo es “visible” a través de su trabajo (“la energía es el trabajo realizado” es una definición de la energía en física). La “fuerza divina invisible” también es visible únicamente a través de sus acciones y manifestaciones. ¡Las dos podrían muy bien ser un solo y único principio!

En astrofísica, hay materia oscura o energía oscura, que es hipotética, a pesar de ejercer una fuerza parecida a la fuerza gravitacional de los cuerpos físicos reales. Nuestro ego tampoco es algo real, pero experimentamos la fuerza del ego dominante todo el tiempo. El ego - yo (que existe en un estado limitado o finito o condicionado del ser) se resistirá a la verdad de la única fuerza fundamental que opera de forma infinita. Superando el nivel del ego - yo, la fuerza individual ficticia "se disolverá" en la fuerza universal, marcada por el final de una ignorancia fundamental y por la realización de esta fuerza de realidad última o conciencia suprema o espíritu. Tal estado también se caracteriza automáticamente por una reverencia intuitiva hacia esta  fuerza infinitamente enorme (la explicación literal de Brahman), que es lo mismo que ser religioso, en el sentido verdadero.

Mientras estaba reflexionando sobre todo esto, me sentí inmerso en un estado de inmensa paz sostenible. Algunos pueden hallarse ya en este estado de paz y puede que otros lo alcancen por otros medios. Pero si uno no se encuentra en un estado de paz, puede reflexionar sobre esto: “Hay una sola fuerza que opera en mí y en los otros seres. El corolario es “no hay otros.” Esa única fuerza es la base de todo lo que es y de todo lo que uno experimenta. El Dr. S. Radhakrishnan dijo que la religión verdadera es la religión del espíritu (espiritualidad), y que la quintaesencia de la espiritualidad es el conocimiento de uno mismo (o autorealización). El conocimiento de sí mismo o auto - realización es trascender el nivel del ego-yo individualizado y hacerse uno con la fuerza universal.

*NOTA: Un físico dijo que la energía es más fundamental aunque sea un campo de fuerza el que crea la energía; dicho de forma más científica, transforma la energía de una forma a otra (ya que la energía no puede  ni crearse ni destruirse), aunque no se pueda sentir una sin la otra. Mi extensa búsqueda  no obtuvo ningún resultado de una ecuación que establezca la relación entre fuerza y energía. Sin embargo, me encontré con las siguientes declaraciones de varias publicaciones, sobre la fuerza y la energía: la Fuerza es cualquier agente que cause un cambio en el movimiento de un cuerpo libre, o que cause tensión en un cuerpo fijo. La energía es la cantidad de trabajo que puede ser realizado por una fuerza.

La energía es almacenada en el campo de la fuerza. La energía gravitacional surge debido a la fuerza gravitacional por la cual la materia atrae a otra materia. La fuerza electromagnética crea transiciones de energía. La energía puede ser reconocida y cuantificada por su efecto en la materia.

Uno puede pensar que la energía potencial deriva de la fuerza o puede creer que la fuerza deriva de la energía potencial, aunque este último enfoque requiera una definición de la energía que sea independiente de la fuerza que no existe actualmente. La energía cinética es la “fuerza viva” (vis viva - Leonhard Eule, famoso matemático suizo).

http://www.theosophyforward.com/theosophy/force-the-fundamental-and-unifying-principle.html

Text Size

Paypal Donate Button Image

Subscribe to our newsletter

Email address
Confirm your email address

Who's Online

We have 223 guests and no members online

TS-Adyar website banner 150

EUROPEAN SCHOOL OF THEOSOPHY 2021 Logo

Facebook

itc-tf-default

Vidya Magazine

TheosophyWikiLogoRightPixels